VALORACIÓN POSTURAL EN ASISTENCIA PRIMARIA

Uno de los grandes retos para el nuevo Milenio, en el que se calcula que una media aproximada del 80% de la población consultara en algún momento de su vida por problemas a nivel de su espalda siendo la etiología de su problema en muchos casos desconocida o sin tratamiento específico y carente de iatrogenia ha dado mucho que pensar y una joven disciplina que apunta con fuerza hacia el futuro, integrando muchos de los conocimientos ya existentes y desarrollando nuevos en el campo de la postura y el equilibrio y que llamamos POSTUROLOGIA se ha interesado, entre otros aspectos, en un nuevo enfoque de los problemas raquídeos, habiéndose extendido bastante su práctica clínica sobretodo en Francia, y desde hace unos años disponemos de un instituto de Posturología aquí, en nuestro país, que sigue trabajando en las aplicaciones clínicas y extendiéndolas como sistema docente.

Históricamente han pasado ya muchos años desde que alguien, llevado por la curiosidad de indagar en el fenómeno postural, se preguntó como el hombre podía permanecer de pie y en equilibrio contra un fuerte viento,… La constancia escrita de esta indagación primera la dejaría Charles Bell, y la investigación los fisiologistas del XIX, con la consiguiente continuación en nuestro siglo.

Pero la realidad es que a pesar de haber sido descubiertos varios captores que participaban en la postura, no se habían integrado como sistema y aplicado a la investigación práctica hasta que se desarrolló la POSTUROLOGIA, joven especialidad que se viene desarrollando sobretodo en las últimas décadas en Francia.

Para definirla diríamos que es la rama de la Medicina que estudia la POSTURA, considerada esta como el sistema de equilibrio ortostático que permite al individuo mantenerse de pie y en equilibrio. El introducir la palabra sistema nos sugiere unas “entradas” que serían las vías de información del mismo, de las que destacan los ojos, pies, vestíbulo y propiocepción global, que si están correctamente integradas tienen la capacidad de regular todas las influencias que intervienen en el sistema y tendrán como “salida” del mismo una postura de equilibrio.

Es decir, que en relación con el ecosistema envolvente el ser humano está en continua reequilibración para adaptarse armónicamente al medio, estrategia de acción que es un continuo feedback entre exocaptores y endocaptores del sistema postural y cuyo resultado permite mantener el centro de gravedad dentro del polígono de sustentación, en un área aproximada de 1cm2. A este sistema le vamos a llamar Sistema Postural Fino.

Para la valoración postural empleamos toda una serie de pruebas basadas sobre todo en test y maniobras, algunos procedentes de la neurología y modificados, otros de la osteopatía y muchos de ellos también propios de esta especialidad, el objetivo no solo es evidenciar el problema sino ver también si el trabajo realizado lo modifica o soluciona.
Hay toda una serie de pruebas a nivel estabilométrico con las que podemos gracias a la ingeniería electrónica e informática contrastar el resultado que podemos conseguir a nivel manual, pero aquí solo lo citare.

Para empezar de una forma práctica lo primero a realizar, es la exploración morfoestática del paciente en los diferentes planos del espacio, como pueden apreciar en los gráficos adjuntos, pudiendo complementarlo con un test bilateral de rotación de la cabeza y evaluar igualmente que no tengamos algún tipo de dismetría (debida por ejemplo a una “pierna corta”), recordando como he citado anteriormente la importancia de volverlos a realizar en su caso una vez finalizada la sesión para verificar.
Después del examen global, es importante revisar los diferentes Captores Posturales, empezando por el más básico que es el PIE del que valoraremos las posibles desviaciones en varo – valgo, del arco longitudinal (aplanamiento, cavo, insuficiencia), los posibles hiperapoyos o sobrecargas ya sean calcáneas o metatarsodigitales y las deformaciones que pueden presentarse al objeto de establecer correlaciones con la postura global como veremos en la práctica y cuyo relato detallado precisaría un texto demasiado extenso para esta síntesis. Podemos realizar a continuación los test de Fukuda y Romberg que mediante un pedaleo con los brazos extendidos y los ojos cerrados en un lugar concreto nos marcara un spin o desviación sobretodo en relación con la asimetría del tono motor, el primero y el segundo Romberg test, que con el sujeto en estática pies juntos y brazos extendidos y juntos también, con la salvedad de que en este, los índices son los únicos dedos extendidos de la mano, podemos ver gracias a la desviación o spin que marquen la asimetrías de tono que nos vienen vehiculizadas más bien por vía neurosensitiva.

Continuaremos con el test de Bassani o de los pulgares, para colocando estos a diferentes niveles del raquis (dos o tres niveles en cada porción de columna son suficientes) a nivel de los procesos transversos y de la musculatura paravertebral, ver si el individuo tiene una buena estrategia de equilibrio o no la tiene, que si es este el caso podemos casi asegurar que esta fuera del sistema postural fino que enunciamos al principio y por lo tanto tiene un problema postural, que de no solventarse previamente es muy difícil, que podamos solucionar el problema que aqueja. Podríamos añadir muchos otros test del gran arsenal de que se dispone la posturología, pero crep que con los citados podemos hacernos una idea clara.

Otro captor a valorar es el OCULAR, del que nos interesa en principio, los aspectos del mismo relacionados con la oculomotricidad, que nos ayudará en la integración y relación de los patrones de movimiento ocular y corporal. Es posible que el paciente tenga problemas microestrábicos de convergencia, divergencia, problemas en la dominancia del ojo director, etc, que el especialista y, seguramente, con buen juicio, descarta como problemas que tengan influencia a tratar sobre el sistema ocular, pero que para la posturología si son importantes. Pudiendo dar problemas de cefalea, cervicalgias, cervico-braquialgias, tendinitis repetitivas, desviaciones de raquis y un largo etc. Todo ello, con una amplia documentación y estudios, aunque en nuestro país no sea muy conocido. De hecho, uno de los precursores de la Posturolo- gía fue el Dr Baron, famoso oftal- mólogo parisino que manipulando los músculos rectos oculares, comprobó el efecto que éstas modificaciones producían en los animales experimentales (peces que al intervenirles el ojo, hacían incurvaciones laterales del raquis y tenían dificultad en seguir una trayectoria rectilínea) y otras muchas experiencias de prestigiosos autores. De los numerosos test para la valoración oculomotora, seleccionamos el PPC (Punto Proximal de Convergencia), test simple que sólo requiere, que el paciente a una distancia de unos 20 cm, mire fijamente la punta de un bolígrafo hasta que llegue a la proximidad de la raíz nasal, comprobando si la movilidad de los ojos los lleva simétricamente hacia el lagrimal, y ver si hay divergencia si ésta es simétrica o asimétrica y valorando además cual es el ojo director del individuo relacionándolo con la lateralidad del individuo.
Todo esto que parece simplista puede ser definitivo en el mantenimiento de un problema ya sea traumático o de otra etología, teniendo en cuenta que algunos fármacos, traumatismos craneales y otras patologías pueden condicionar problemas de convergencia y consecutivamente problemas oculares.

Ya para acabar, hablaré brevemente del factor ocluso-dental, como elemento muy importante a valorar, dado que puede provocar importantes distorsiones del sistema postural ya sea por alteraciones de la ATM, o debidos al propio diente, por iatrogenia o por problemas patológicos del mismo que lo convierten en lo que llamamos foco interferente, que parasitará el sistema nervioso y postural a través de las relaciones trigeminales.
Los test de éste captor los realizamos añadiendo el Test de Fukuda, un elemento, la desoclusion (al interponer un elemento desaferenciante entre dientes superiores e inferiores).

Evidentemente en ésta síntesis que les estoy haciendo, solo estoy hablando del elemento valorativo, queda claro que hay un apartado terapéutico, que no tenemos en cuenta aquí por falta de espacio, pero que citaremos brevemente en la charla teórico-práctica de la conferencia.
Aunque estoy seguro que están de acuerdo conmigo, en que sin un adecuado protocolo diagnóstico, es difícil una terapia adecuada.
He intentado transmitirles en estas líneas las valoraciones. Convencido, si aplican estos test y pruebas en sus consultas, de que podrán descartar de cualquier problema que les venga en Atención primaria, la alteración postural puede estar enmascarando la etiología real de la consulta y condicionando en muchos casos, largos absentismos y sufrimientos que se pueden solucionar con un “despistage” posturológico.

esquemaAquí, en este gráfico que he preferido hacer en grande, para su mejor lectura y asimilación, se pueden ver todas las entradas y salidas al sistema postural, unas por vías puramente exteroceptivas, como el caso de la piel que podemos manipular por ejemplo con los diferentes tipos de reflexoterapias.

La entrada oclusodental, ATM, es evidente que la ha de realizar un especialista que además conozca la disciplina, pero hay muchas cosas a nivel osteopático y postural, que podemos realizar como complemento, que es el mismo caso de la entrada ocular sobre la que podemos realizar toda una serie de maniobras simples y exentas de peligro que colaboren a la mejora de este captor. Las interferencias de los diferentes órganos, que por vía interoceptiva también pueden provocar cambios metaméricos a nivel del o los miotomas correspondiente

Una entrada importantísima como pueden ver en el gráfico, es la podal, que influye enormemente en todo el sistema y que podemos manipular con tratamientos manuales y aplicación de plantillas posturales propioceptivas o exteroceptivas.Y como no todo el sistema nervioso central y parte psicoemocional del individuo, que también son subsidiarias de alterar el sistema postural.

Para la valoración de la repercusión de cada uno de estos apartados, como su interferencia será a través del sistema neuromuscular, como también pueden ver en el grafico utilizamos el test que ya deben conocer de los rotadores, mediante la MCP (maniobra de convergencia podal) valorando asimetrías.

Dr. Ignasi Beltran

Anuncios